Deportes

El Pincharrata volverá a su casa

Estudiantes de La Plata comenzará en los próximos días la etapa final de las obras para la finalización del estadio "Jorge Luis Hirschi".

Estudiantes de La Plata comenzará en los próximos días la etapa final de las obras para la finalización del estadio "Jorge Luis Hirschi", que demandará 420 días de trabajo, por lo que se estima que estará terminado para mediados de 2017.

El presidente del club, Sebastián Verón, afirmó que "la última etapa del proyecto está en marcha y que el sueño de volver a nuestra casa está cada vez más cerca".

Verón, junto a otras autoridades de Estudiantes, firmé el contrato con una unión transitoria de empresas que resultó adjudicataria de la licitación por un monto de 191.382.105,42, cifra menor a los 234 millones iniciales que se habían calculado.

El club logró el dinero a través de convenios firmados con dos empresas privadas por un monto de 7 millones de dólares, a cambio de la explotación comercial de un sector del estadio y de la sede, y de un porcentaje de la venta de plateas.

El resto de la financiación, por un monto no está especificado, surgirá de lo recaudado de otros posibles convenios comerciales, de un crédito bancario que se está gestionando y de la venta de palcos, que se realizará en los próximos meses.

En diálogo con Telam, el secretario de obras del club, Juan José Calderón, señaló que "desde el lunes estamos trabajando con tareas de medición y temas topográficos, y esta semana se instalará el obrador. Con esto vamos ganando días y los trabajos concretos se iniciarán en estos días, cuando se firme el acta de inicio".

"Los 420 días de trabajo son aproximados, ya que se depende muchas veces del tiempo y de cosas que surjan en el transcurso de las obras. Todo esto ha sido producto de mucho trabajo, donde tuvimos que reformular el proyecto original, para lograr un estadio sustentable en el tiempo, que tenga vida diaria y no sólo sirva para jugar dos partidos en un mes", agregó el directivo.

Calderón dijo que "como ya explicamos en la asamblea de socios, hubo que cancelar deudas heredades y continuamos con las obras en la medida en que las finanzas del club lo permitieron. Entre otras cosas hubo que conseguir la aprobación de los planos del proyecto a nivel municipal, que no existían con las modificaciones de funcionalidad que introdujimos".

Por último, enfatizó que "lo importante es que pudimos formalizar este convenio. Es lo que nos comprometimos a hacer y lo hicimos, y así el sueño de volver a nuestra casa está mucho más cercano".