General

Le explotó un cigarrillo electrónico en la cara

A través de redes sociales, Andrew Hall compartió su dramática experiencia con un cigarrillo electrónico. “He estado usándolo cerca de un año y les aseguro que no hice nada que no se supusiera debía hacer, pero explotó en mi cara. He perdido por lo menos siete dientes, tuve quemaduras de segundo grado en la cara y en el cuello, y he estado tirando pedazos de plástico, dientes y objetos extraños de la boca, la garganta y los labios”.


La víctima aclaró que el cigarrillo electrónico le sirvió para dejar de fumar cigarrillos y que eso “es increíble”, pero manifestó su preocupación porque es posible “que exploten sin previo aviso”.

En las imágenes, que el hombre oriundo de Oregon compartió, se observan los destrozos en el baño y en su propio cuerpo a raíz de la explosión.