Provincia

Lorenzino y la intendenta de Cañuelas recibieron vecinos afectados por el servicio de la línea 51

Analizar la problemática relacionada el mal servicio que presta la Línea 51 en Cañuelas, fue el eje de la reunión que mantuvo el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, con la intendenta, Marisa Fassi, y vecinos de esa ciudad.


Durante la reunión, de la que también participó el director de Planificación de Tránsito y Transporte de la Provincia, Tomas Daels, y el secretario de Gobierno de Cañuelas, Emilio Contreras, los vecinos solicitaron la necesidad de mejorar la frecuencia y la calidad del servicio, como también el control sobre los coches, y las falencias diarias del servicio.

También, hicieron mención a la particularidad que se presenta al inicio de los recorridos y la cartelería que mal informa a los pasajeros.

Frente a esto, autoridades de la Provincia manifestaron que se está trabajando en un mapa integral de servicios de transporte. En tanto, desde la Agencia Metropolitana de Transporte manifestaron que está desarrollando un sistema de información al pasajero de “Arribo Predictivo”, para mejorar las condiciones y los tiempos de circulación de los vecinos de Gran Buenos Aires que ingresan a la Capital a diario.

Por su parte, desde la empresa San Vicente S.A.T., propietaria de la línea 51, indicaron que se encuentran trabajando para mejorar el servicio, dando explicaciones a cada una de los pedidos realizados, y comprometiéndose a establecer un servicio corto entre Ezeiza y Cañuelas.

“Acompañar a los vecinos junto a la intendenta, las autoridades provinciales, municipales y los responsables de la línea es fundamental para que los reclamos se resuelvan”, manifestó Lorenzino.

Del encuentro también participaron los concejales de Cañuelas, Carlos Alberto Álvares y Rodrigo Ruete; los miembros de la comisión vecinal, Liliana Romero y Claudio Rodríguez; el representante de la empresa San Vicente SAT, Jorge Antúnez; y el secretario de Servicios Públicos de la Defensoría, Jorge Ruesga.