Politica

Impulsan el acceso de agua como derecho humano y alertan por la pobreza energética

Ambas problemáticas fueron ejes centrales del temario analizado por los Defensores del Pueblo provinciales y municipales que hoy se reunieron en Viedma. Crece la preocupación por el impacto del aumento de tarifas en los servicios públicos. Los representantes bonaerenses en el plenario fueron Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia, y María Eugenia Zamarreño, directora de Descentralización Territorial del organismo

Los representantes de Buenos Aires ratificaron las posturas esgrimidas oportunamente por el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, en las últimas audiencias públicas que se realizaron en la Provincia, donde se alertó sobre la irracionalidad de los incrementos aplicados por las distintas empresas de servicios públicos.

En ese contexto, los Defensores del Pueblo realizaron distintas consideraciones acerca del impacto que está teniendo la denominada “pobreza energética”. Es decir, las situaciones de aquellos hogares que no cuentan con los recursos para pagar una cantidad de energía suficiente para la satisfacción de necesidades domésticas y/o cuando se ven obligados a destinar una excesiva parte de sus ingresos al pago de servicios públicos esenciales.  

Martello remarcó que “gran parte de las boletas que está enviando la empresa AySA a los usuarios del Conurbano hacen caso omiso a las resoluciones de organismos internacionales como la ONU y la UNESCO, que han dejado en claro que el acceso al agua es un derecho humano y por ende el pago de este servicio no debe superar el 3% del ingreso de las familias. El tarifazo está teniendo un efecto contraproducente: en el caso del agua, la incobrabilidad de los usuarios de AySA creció en un 389% y hay cada vez más usuarios que deben endeudarse para poder seguir teniendo luz y gas”.

“Luego de la eliminación de distintos componentes impositivos en las boletas, llegó el momento de analizar las situaciones de las empresas de servicios públicos, cuyas utilidades se han multiplicado en los últimos dos años producto de tarifazos que impactan de lleno en el poder adquisitivo de la población”, concluyó Martello.


FOTO. De izquierda a derecha. El delegado de la Defensoría del Pueblo bonaerense en Bahía Blanca, José Luis Gil;  la directora de Descentralización Territorial de la Defensoría,  María Eugenia Zamarreño;  y Walter Martello, Defensor de Pueblo Adjunto.