General

Una escuela de Gorina no tiene clases desde principio de año porque no hay designaciones, y padres podrían presentar amparo

La escuela 37 de Gorina, en La Plata, no puede dar clases a 47 adolescentes porque Educación no hace designaciones en lo que se conoce como Código de Designación de Cargos. Ahora, los padres dicen que están estudiando la presentación de un amparo ya que “los chicos están sin educación ni contención”. Se trata de un turno vespertino especializado en chicos que han repetido curso y deben prepararse para el próximo año lectivo.

Flavia Coolen es madre de uno de los chicos, y así contó el problema en el programa “Costo de vida”, que se emite de lunes a viernes de 8 a 10, por Radio 96.7 La Plata con la conducción de Fabricio Moschettoni: “los chicos todavía no comenzaron el ciclo escolar”, dijo.

“La escuela 37 de Gorina tiene aulas de aceleración en horario vespertino. En esa aulas cursan los chicos que repitieron así se preparan para el próximo año. Ellos se anotaron este año, hubo cuatro días de clases y después ya no pasó nada más. Hubo un parate porque no estaba aprobado el Código de Designación de cargos para los docentes”, indicó.

“Al saber eso empezamos un camino largo. Hablamos con la Región I pero nunca pudimos ubicar a su responsable. Así todo el mes de abril y mayo con llamados a la jefatura Distrital y a la Subsecretaría de Educación de la Provincia”, agregó.

Luego dijo: “al día de la fecha hay 47 alumnos sin cursar porque ni siquiera empezó el ciclo lectivo”.

“También hablamos con el equipo del ministro de Educación Gabriel Sánchez Zinny el 22 de mayo, pero hasta hoy llamo todos los días y la respuesta es que cuando tengan novedad nos informarán, pero no hay fecha certera de nada”, indicó.

“Estamos a mitad de año. Ahora estamos viendo la posibilidad de presentar un amparo. Son chicos entre 15 y 17 años, y es una franja riesgosa para que los chicos dejen la escuela. Somos de clase media baja y necesitamos contención para ellos, y además porque es un derecho estudiar”, prosiguió la madre.

“El Estado mínimamente tiene que mostrar intención de que hacen algo”, sostuvo.