Espectaculos

Mónica Farro se burló de una posible candidatura de Sol Pérez: "Así está el país con las vedettes que quieren ser diputadas"

A la hora de comparar a la modelo con Amalia Granata en su rol de panelistas, la vedette uruguaya se tomó en broma una hipotética incursión de la ex "chica del clima" en la arena política

Desde que comenzó su carrera, Mónica Farro ha impactado tanto por su belleza física como por su contundencia a la hora de hablar sin pelos en la lengua.

Por eso, no sorprendió que en diálogo con El show del espectáculo, el ciclo que conduce Ulises Jaitt a través de Radio Urbana, la vedette uruguaya haya dejado impactantes declaraciones a partir de la propuesta de los conductores del programa.

Todo comenzó cuando la invitaron a responder un ping pong sobre distintas panelistas de la televisión argentina. "¿Sol Pérez o Amalia Granata?" fue una de ellas.


"A Sol no la conozco, me la crucé una sola vez, creo que trata de estar informada", arrancó Farro, quien, al ser consultada sobre una hipotética postulación de su colega a diputada no pudo contener las risas. "Bueno, qué sé yo, así va el país, así va el país con las vedettes que quieren ser diputadas", disparó.

"Es raro, cuando Amalia dijo que quería ser diputada, yo la verdad me reí. Capaz que una persona que tenga más edad, que sea un poco más grande, que haya vivido más la vida, Sol es muy joven, le falta bastante quizás", agregó luego.

"Decir si son inteligentes o no es como hablar de algo que uno desconoce. Me imagino que inteligentes deben ser para algunas cosas, todos somos inteligentes para algunas cosas y para otras no", cerró cuando le preguntaron si la veía con la suficiente inteligencia como para desempeñarse en política.

Sin embargo, no fue la única mujer del espectáculo a la que se refirió Farro, quien tuvo duros conceptos para con las hermanas Vicky y Stefy Xipolitakis.

"Hay muchas denuncias que son verdaderas, hay muchas que no, y las que no ya sabemos que no son tan así como lo dicen. En ese caso es una chica (en referencia a Vicky Xipolitakis) que su vida siempre fue una historia de cuento de Hadas, no creo que se ponga a joder con esto. Yo la verdad que la quiero cero a esa persona, es nada en mi vida, no existe", arrancó, para luego comparar la situación que vive Xipolitakis a partir de su denuncia contra Javier Naselli con la que ella padeció en su momento con su ex pareja.

"Cuando a mi me pasó, ella y la hermana (en relación a Stefy ) se rieron de mí en la tele, se burlaban, de que "hay, bueno, pero seguías con el, y vos le pegabas a él", pelotudeces de pendejas pelotudas, son 2 pelotudas, y lo mantengo, una por tonta y otra por ser amante de mi ex pareja", agregó.

"De hecho, en las redes sociales mucha gente puso 'antes se burlaban de Mónica Farro y ahora le está pasando a ustedes, ¿ les creemos?', ponían en duda si lo mío era verdad. Yo como mujer madura hoy digo les puede pasar, sería una cagada que le pase porque tiene un nene chiquito, pero qué sé yo. Hay que ver por qué ella estaba, por qué no, si el tipo es violento. Imagino que se separó, la verdad que no me interesa su vida, pero como mujer te puedo decir sí, es una pena, si es verdad es una pena", concluyó al respecto, para luego profundizar en el tema de las denuncias de otras famosas por violencia de género, como fueron en su caso las de Charlotte Caniggia y Barbie Vélez.

"Para hablar de estos temas hay que estar realmente en la relación. A mí me cagaban a trompadas y esa persona tenía arañazos porque yo me defendía, no quiere decir que yo le pegaba. En el caso de Charlotte no lo sé, pero sé que muchas que salieron a hablar de muchos famosos, como la ex de Rodrigo Romero, que dijo que la secuestraba, y después salió a decir que era mentira, que lo dijo por celos. ¿Cómo le podés creer a las demás?, no hay que jugar con esto, si discutís con tu pareja yo no sé si es violencia de género", expresó.

"Yo le creo a la mujer, pero una cosa es que venga el pibe y te cague a trompadas porque es un enfermo y otra es que haya un manoseo en el medio de una discusión. Ahí hay una violencia de una discusión. Yo no sé si Federico la agarró contra la pared y la cagó a trompadas, que es lo que hacían conmigo. Yo he discutido violentamente con alguna pareja y nunca se llegó a un golpe, si se pasa para el otro lado es porque no tenés el respeto que deberías tener por la otra persona. Es muy difícil tratar de hablar porque uno sabe qué pasó entre esas cuatro paredes", completó la uruguaya, quien el próximo 16 de agosto contraerá matrimonio con su actual pareja, Leandro Herrera.

"Me conquistó el respeto hacia mí como mujer, es humano, es dulce, compañero, me apoya en todo lo que yo hago, no quiere ser famoso, no quiere estar en mi lugar. Me pasó con todos los caraduras que tuve antes, eso yo lo valoro mucho y el cuidado que tiene conmigo", explicó sobre lo que la cautivó de su futuro esposo, con quien aclaró que no tiene pensado tener hijos.

"Por ahora no y creo que más adelante tampoco, además hay una edad en la mujer para tener hijos y yo no estaría en esa edad. Él es bastante más joven que yo, pero ya tiene, y es como que queremos disfrutar nosotros como pareja", aclaró, para luego hablar de su frecuencia sexual.  "Mi pareja es tan sexual como yo, carne joven tiene que aguantar, tenemos sexo todos los días. Soltás endorfinas", lanzó.

"Uno no sabe si lo van a engañar o no, pero nosotros ya hace 4 años que nos conocemos, yo lo concozco desde el lado de amistad y ya sé cómo es su vida, que no voy a tener ninguna sorpresa el día de mañana, que salga con un carácter raro, que me salga golpeador, delincuente, narcotraficante, drogadicto, o lo que le puedas llamar, engañador. Se cual es su forma de ser, convivimos hace 2 años donde tenemos una relación muy linda, donde yo estoy bien, contenida", continuó Farro, quien si fuese hombre dijo que le gustaría ser Arnold Schwarzenegger y que le gustaría "levantarse" a Daniela Cardone.

"El momento más duro de mi vida fue separarme de mi hijo y aceptar los golpes sin hacer nada. A mi me chupa un huevo si está vivo o muerto, me hubiera gustado que hubiera sido hombre en algún momento, que ponga los huevos que dice tener y me hubiera pedido disculpas, el jamás lo aceptó, aceptar es de hombre. Un golpeador no es un hombre. Si él lo hubiera aceptado yo no hubiera hablado mas del tema", concluyó Mónica, quien, consultada sobre si le reprochaba algo a Dios dijo que era el hecho de "no haber abierto los ojos  cuando los tenía que haber abierto".